lunes, 5 de febrero de 2018

Cabezas de ternasco al horno



Hoy os voy a contar como preparo las cabezas de ternasco al horno en casa. Sé que es una receta que no gusta a todo el mundo, igual es porque no la han probado, pero a otros les chifla, entre ellos me encuentro.


La verdad es que en casa nos encanta a todos. No las suelo preparar mucho, entre otras cosas porque escasean en la carnicería. Según me cuenta el carnicero, se las llevan para restaurantes y bares y entre otras porque todos sabemos que es un producto del que no se puede abusar.


Os invito a probarla estoy segura de que os sorprenderá. Además es una receta muy simple y económica. Sirve de plato único, acompañada de una sencilla ensalada, es el menú perfecto.






INGREDIENTES:



      2 Cabezas de ternasco

      Patatas

      2 dientes de ajo o ajo molido al gusto

      Perejil

      Una pastilla de caldo y colorante alimentario (opcional)

      Agua, sal y un chorrito de aceite



PREPARACIÓN:



Pedimos en la carnicería que nos partan las cabezas por la mitad.


Lavamos bajo el grifo las cabezas de cordero con mucho cuidado de no dañar o desmenuzar la parte de los sesos ya que es muy frágil.


Ponemos en el fuego un recipiente con un poco de agua, la pastilla de caldo y colorante alimentario para que se disuelva y mezcle todo bien.


Partimos las patatas en rodajas no muy finas y cubrimos la fuente de horno con ellas. Las salamos y condimentamos con sal, ajo, perejil y un chorrito de aceite. 

Les añadimos el caldo preparado y mezclamos todo para que las patatas cojan el colorante. (Las puedes hacer sin el, quedan menos vistosas pero yo creo que mas sabrosas)


Salamos y condimentamos con ajo y perejil las cabezas por ambos lados y las colocamos encima de las patatas.


Pre-calentamos el horno a 220ºC y cuando esté listo introducimos la bandeja durante unos 60-80 minutos (el tiempo de horneado va a depender del tamaño de las cabezas y del horno que tengamos).


Damos la vuelta a las cabezas a media cocción y las rociamos con el jugo de la fuente. Las patatas doraditas están para chuparse los dedos!!


10 comentarios:

  1. Si, es un plato que no gusta a todo el mundo.
    En casa, como en la tuya no gusta a todos, pero yo la hago siempre al horno con ajito y perejil.
    Me gusta mucho como te ha quedado.

    ResponderEliminar
  2. ohh me privan! el finde hice yo. Aqui es muy tipico

    feliz semana
    www.masqueropa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. madre mia!! que pinta tiene eso!! y ya más a estas horas... que hambre jajaja
    besos

    ResponderEliminar
  4. Nunca la he probado , pero creo que me gustara besos

    ResponderEliminar
  5. Aiiins menuda pinta Vicensi, y además una receta de las más sanas jeje solo cambiaría el colorante alimenticio :)

    Un besito y a seguir disfrutando recetas tan apetecibles !

    ResponderEliminar
  6. Buf, a mi estas cosas no me gustan, a mi marido quizá pero no creo que se lo prepare.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Es algo que nunca he comido y que tampoco voy a hacerlo, me da "cosa" con sólo verlas, sin embargo a mi padre le gustaban mucho, a mi marido también le gustan pero no se las pongo nunca. Besicos

    ResponderEliminar
  8. ¡¡¡¡Hola!!!!
    Yo soy de las que no le gusta, es que soy incapaz de comer cabezas, lo sé, quedo fatal pero no puedo.
    A mí suegro le encantan y siempre que hay una comida familiar alguien se las prepara.
    Besos y gracias por la receta.

    ResponderEliminar
  9. Pues la verdad es que yo nunca he probado esta receta, entre otras cosas porque en casa nunca se ha hecho. Quizás sea cuestión de probar, como tú dices. Besos.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR PARTICIPAR EN ESTE BLOG Y DEJAR TUS COMENTARIOS.

No dejes tu link ya que nos perjudica a ambos. Visito todos los blogs que me comentan, y puedo acceder desde tu perfil.

Lo que le da vida a un blog como éste es la gente como tú, así que ¡Muchas gracias y vuelve cuando quieras!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...